YOGA RESTAURATIVO



Yoga restaurativo es el arte de soltar. Es una práctica de relajación profunda a través de posturas, respiración y atención plena.
Esta rama especial del hatha yoga, se llama restaurativa porque restaura la energía vital y el equilibrio del cuerpo y el sistema nervioso a través de la permanencia prolongada en posturas realizadas sobre soportes. El cuerpo queda totalmente sostenido por diferentes elementos, como almohadones, mantas, tacos, sillas, etc, de manera que la relajación pueda ser total. Durante toda la práctica se va dirigiendo la respiración y la atención a diferentes zonas del cuerpo, para profundizar aun más la apertura y la soltura. 
Pero no termina ahí, porque para que la práctica sea realmente restaurativa, necesitamos aprender a desarmar los condicionamientos mentales que son los generadores del estrés y el agotamiento. Por eso, a lo largo de la práctica, se van cultivando diferentes actitudes restaurativas que nos permiten llevar el aprendizaje al día a día, y vivir mejor.
Yoga restaurativo es un espacio de escucha profunda y presencia despierta, en el que no buscamos nada más que estar acá y ahora, con mente, cuerpo y corazón.